Rótula elástica para la artrosis de la articulación de la rodilla


 

Gonartrosis ( Artrosis de la rodilla) La articulación de la rodilla la forman el fémur, rótula y tibia. En el ser humano, la articulación de la rodilla es la articulación más grande del cuerpo y una de las más complejas. Sirve de unión entre el muslo y la pierna. La artrosis consiste en la degeneración de las articulaciones y en el deterioro de las estructuras intrarticulares sobre todo del cartílago. Los soportes para el arco, que a veces traen una plataforma de un lado del talón, pueden ayudar a reducir la presión ejercida sobre el lado de la rodilla más afectado por la artrosis. Se encuentra compuesta por la epífisis distal del fémur, la epífisis proximal de la tibia y la rótula.
Anatomía de la articulación de rodilla. La articulación de la rodilla une 3 huesos, el fémur a la tibia y la rotula. Aspectos generales. Además, el sistema de cintas ayuda a que podamos retirar las rodilleras sin tener que doblar la rodilla, por lo que minimizaremos el dolor.
Las causas de la artrosis. Nuestras articulaciones de la rodilla están cubiertas con cartílago articular. Esta articulación tiene una variedad de elementos que la componen, como músculos, ligamentos, meniscos, y elementos óseos con formas particulares. La anatomía de la articulación de la rodilla es la más compleja tanto del punto de vista anatómico como del punto de vista funcional porque debe ser estable y al mismo tiempo permitir una buena movilidad. Soporta la mayor parte del peso del cuerpo en posición de pie. Rótula elástica para la artrosis de la articulación de la rodilla. Las articulaciones que más frecuentemente sufren artrosis son la rodilla, la cadera, los dedos de las manos y la columna lumbar. Para determinadas afecciones, se pueden usar diferentes tipos de dispositivos de inmovilización para ayudar a proteger y sostener la articulación de la rodilla.
La rodilla: La rodilla es la articulación más grande del esqueleto y es la más expuesta contra las lesiones. Este cartílago puede desgastarse con. Elementos óseos de la articulación de rodilla.
Está compuesta por la acción conjunta de los huesos fémur, tibia, rótula y dos discos fibrocartilaginosos que son los meniscos. Debería de estar reforzada con cintas de velcro para conseguir una mayor sujeción de la articulación. La artrosis ( 1) es el desgaste y la degeneración del cartílago en la articulación de la rodilla. La rodilla depende de varios musculos, ligamentos y tendones. En la articulación de nuestra rodilla se encuentran tres elementos óseos: la epífisis distal del fémur, es decir, la parte inferior del fémur, la rótula, que se sitúa en la parte anterior de la rodilla y la epífisis proximal de la tibia, es decir la parte superior de la tibia.
Para el momento actual el tiempo ante los pacientes con la artrosis de la rodilla se abre el surtido ancho de los modelos más diversos de los bragueros: con los castillos metálico, que tienen el fijador de la tacita de la rodilla, los productos suaves, también con empotrado dentro bertsami y otras adaptaciones. Estos huesos se asocian en un estrecho contacto unos con otros a través de ligamentos, meniscos, cápsula articular y una membrana sinovial, la superficie articular está recubierta.



Babeva elena articulaciones enfermedades